¿QUÉ ES LA TARIFA INDEXADA DE LUZ?

Una tarifa indexada de luz es aquella que responde al precio de luz del mercado mayorista de la electricidad. Por ello, la luz tendrá 24 precios diferentes cada día, uno a la hora. Para fijar el precio de estos períodos se utiliza el sistema de subasta marginalista.

Por este motivo, la principal característica de este tipo de tarifas energéticas es su exposición a los cambios en el mercado de la energía. Algo que muchos clientes sufrieron en 2022 cuándo los precios de la energía se dispararon alimentados, sobre todo, por la subida del gas.

¿CÓMO SE CALCULA UNA FACTURA DE UNA TARIFA INDEXADA DE LUZ?

En estas tarifas, al igual que en las tarifas indexadas de gas, la compañía eléctrica le vende al cliente la energía a precio de coste (calculado en el mercado mayorista) y le añaden una comisión. Normalmente, consiste en una cantidad fija al mes, pero también hay compañías que tienen un sistema por el cual añaden una pequeña cantidad a cada kWh que consume el cliente.

Dada la enorme volatilidad y precios diferentes de la energía que supone una tarifa de este tipo, son varias las compañías que optan por estrategias que facilitan los cálculos. La primera y más importante de estas es que la energía consumida se factura utilizando la media de los precios del mes para cada una de las franjas horarias de consumo. Te recordamos que desde el año 2021 son 3:

Otra manera de simplificar el proceso, y evitar que las facturas se disparen, que usan las comercializadoras eléctricas es imponer un precio máximo por el KWh. Aunque el acceso a este tipo de tarifa suele suponer una mayor cuota mensual.

Por último, existen algunos casos en que las empresas ofrecen una tarifa indexada en la que facturan toda la luz al precio medio de ese mes. De esta manera, el precio variará un poco menos dentro del mes y el cliente puede consumir de manera más despreocupada.

Otro concepto que también tiene su propio coste es el de la potencia contratada. Este es un precio que se mantiene estable durante todo el año. Será el mismo siempre mes a mes. En este concepto también existen grandes diferencias de una compañía a otra.

Por último, existe la comisión que la compañía cobra por el servicio. Normalmente es una cantidad fija al mes, pero también puede ser una cantidad que se suma al precio de cada KWh que consume el cliente. Esta comisión de gestión, es la manera que tiene la empresa de asegurar su margen de beneficio.

Como puedes ver, son varios los diferentes factores que determinan cuánto cuesta una tarifa indexada de luz. Por ello, en el mercado libre existe una amplia variedad de tarifas indexadas de luz y constantemente se hacen nuevas ofertas.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LAS TARIFAS INDEXADAS

Como todo en esta vida, las tarifas indexadas tienen una serie de pros y contras que es importante que tengas en cuenta si estás buscando contratar la mejor tarifa de luz.

Ventajas de una tarifa indexada de luz

 Luz a precio de coste. La gran ventaja de este tipo de tarifa es que el precio al que pagarás la energía estará siempre vinculado con el precio que realmente cuesta. Como las comisiones por la gestión de la energía no suelen ser demasiado elevadas, es muy fácil pagar la energía más barata.

 Si el precio de la energía es bajo, tu tarifa también. Esta ventaja va muy en línea con la anterior. Al estar vinculado el precio de la energía al mercado mayorista, en los momentos en que el precio de la luz desciende, la tarifa indexada también lo hará. Esto es una gran ventaja frente a otras tarifas, como por ejemplo las tarifas de luz con precio fijo o las tarifas planas, que mantienen su precio durante todo un año.

 Sabes cuál es el margen de beneficio de la compañía. Gracias al precio que pagas por la comisión mensual puedes saber si la empresa te la está metiendo doblada y comparar este concepto con el de otras ofertas para el mismo tipo de tarifas.

Desventajas de las tarifas indexadas

El precio del KWh va variando. Al responder al precio del mercado, aunque consumas exactamente la misma cantidad de energía tus facturas nunca serán iguales dado que el precio de la luz va a variar cada día y a cada hora. Por ese motivo, si planificar tus gastos es importante para ti, quizá una tarifa de precio fijo o una tarifa plana se adapte mejor a tus necesidades.

Exposición a subidas del precio de la luz. Esta desventaja está un poco ligada a la anterior. Al estar la tarifa vinculada al precio mayorista, en el caso de que se produzca una subida como la que ocurrió en 2022 lo vas a notar muy rápido y de un mes a otro tu factura podría dispararse. Además, en este caso, todo el riesgo por la posible subida lo asumes tú, ya que la compañía siempre mantendrá su margen de beneficio. Algo que no ocurre, por ejemplo, en las tarifas fijas dónde la eléctrica garantiza un mismo precio por el KWh para todo el año.

¿TARIFA INDEXADA Y PVPC SON LO MISMO?

Cuando se mencionan a las tarifas de luz indexadas, siempre aparece mencionada la tarifa Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, más conocida como la tarifa regulada de la luz.

En esencia, son dos tipos de tarifas bastante parecidas, al menos lo serán hasta finales de 2023, porque en 2024 la reforma de la tarifa PVPC supondrá muchos cambios que harán que se distingan más.

Ahora mismo, ambas tarifas reflejan en la factura el precio del mercado mayorista, pero con una serie de puntos diferenciadores.

PVPC Tarifa indexada 3
Tipo de mercado Regulado Libre
Potencia de contratación Hasta menos de 10 kW Sin limitaciones
Bono social Permite acceder a él No permite acceso a él
Cuota de gestión No Si, depende de la compañía

Con estas diferencias en mente, la tarifa indexada habitualmente debería ser un poco más cara debido a la presencia de la cuota de gestión mensual que los clientes deben pagar. Pero, al ser tarifas del mercado libre, pueden existir promociones y ofertas tanto en esta tarifa como en combinaciones de luz y gas u otros servicios, como el mantenimiento, que hagan más interesante una tarifa indexada.

PVPC o Tarifa indexada de luz: ¿cuál contratar?

Al menos hasta que entren en vigor las novedades de la tarifa PVPC, para la gran mayoría de consumidores sería más económica la tarifa indexada de luz, pero hay un caso en el que contratar la tarifa indexada es indispensable. Este es el de aquellos consumidores con una potencia mayor de 10 kW. Normalmente, se trata de empresas que no podrían acceder al PVPC por su limitación de potencia.

¿ME CONVIENE UNA TARIFA INDEXADA DE LUZ?

Como ves, las tarifas indexadas de luz pueden ser las adecuadas para ahorrar en ciertos casos, pero también son un tipo de modelo de contratación energética bastante complejo. Por este motivo, es importante que valores bien tus necesidades y toda la gama de tarifas de luz que existen en el mercado.

En Norbel Energía sabemos que hacer esto bien puede ser complicado y lleva mucho tiempo. Por eso, lo hacemos por ti completamente GRATIS.  Comparamos las diferentes tarifas que hay en el mercado y te decimos cuál es la que más te conviene y por qué. La decisión final será tuya, pero gracias a nuestro trabajo podrás tomarla bien informado.

En Norbel Energía revisamos completamente GRATIS tu factura energética y encontramos la tarifa perfecta para ti. ¿A qué estás esperando?

Cart

No products in the cart.

Create your account